Saltar al contenido

Deditos de Queso fáciles y muy crujientes.

Los “DEDOS DE QUESO” son palitos de queso empanizados y fritos muy crujientes y deliciosos para acompañar con DIP, por lo general se elaboran con algún tipo de queso blando, tipo Gouda, mozzarella o emmental, para que se derrita durante la fritura y luego se deshaga en la boca. ¡Una receta para los verdaderos amantes del queso! Esta receta es ideal para desayunos, pasapalos, cenas o meriendas. ¡Muy versátil!

Ingredientes para los deditos de queso:

– 500 g de un queso blando, que se derrita fácilmente
– 3 huevos
– Migas de pan
– Sal
– Aceite

Preparación de los deditos de queso crujientes:

1 – Para empezar lo primero es cortar el trozo de queso. En cualquier mercado venden queso como emmental, Gouda o mozzarella en bloques de 250 o 500g. Lo cortamos con un cuchillo de un tamaño similar al dedo índice.

2 – Una vez cortados, pasamos los dedos primero, por huevo batido, al que le hemos vertido una pizca de sal. Luego por migas de pan, luego de nuevo por huevo batido y otra vez por migas de pan. Con esto de pasarlo dos veces por huevo y migas de pan, obtendremos una capa exterior muy crujiente, además de hacer que los dedos de queso estén mejor sellados.

3 – Una vez empanizados, los guardamos en la nevera durante aproximadamente una hora

4 – Pasado el tiempo, freírlos en abundante aceite, a fuego fuerte. Después de aproximadamente un minuto los retiramos y los colocamos en papel absorbente, antes de servirlos.